Francesc Pellicer

De tot un poc.

INDIGESTIÓN DE SANIDAD VALENCIANA.

El otro día leía un articulo de José Luis Palma Gámiz titulado “La sanidad en la UVI”. http://www.intereconomia.com/blog/pecho-y-espalda/sanidad-uvi
Y ciertamente que así es. Pero el señor Palma hace referencia al despilfarro económico sanitario que en algunas comunidades alcanza el 40 % del presupuesto autonómico, lo cual podría llevar a la quiebra del sistema si no se está ya en quiebra técnica.

A esto yo añadiría la pésima atención que recibimos. Hace unos días acompañé a mi mujer a urgencias. Estuvimos cuatro horas aparcados en una sala de espera abarrotada de personas. Mi mujer retorciéndose de dolor y blanca como la pared. En una de las paredes colgaba un cartel enorme en el que se nos informaba entre otras cosas de los diferentes niveles de urgencia, cinco en total, y de los posibles tiempos de espera de cada nivel. En los niveles cuarto y quinto, que son los menos urgentes, se indica que la espera “puede oscilar entre 2 y 4 horas o más”. El que colgó el cartel pensará que me sentí aliviado por la información, pero lo que no sabe es la cantidad de maldiciones que le propiné. Desde mi punto de vista, si los responsables de la sanidad valenciana conocen el problema, y seguro que lo conocen porque si no, no hubieran colgado el cartel, lo que deberían hacer es solucionarlo. Colgar un cartel de estas características es reírse de nosotros, es tratarnos de basura, es insultarnos a la cara, vamos, que nos están diciendo, ajo y agua. Pero aún hay más. Salimos a la 01,30 horas de la madrugada tras las correspondientes analíticas de sangre y de orina, y administrarle un par de goteros para el dolor. Aunque seguíamos sin saber cual era el origen del problema. Tomaron nota de nuestro teléfono y nos informaron que se pondrían en contacto con nosotros para darnos cita y acudir a un especialista.
A los dos días nuevamente acudimos a urgencias, esta vez llevábamos un volante del médico de cabecera. Ahora si que nos atendieron rápido. El tema parecía grave. Rápidamente todo tipo de pruebas, análisis de sangre, orina, radiografías, electro, ecografía. Afortunadamente encuentran el origen del problema. Hay que intervenir de urgencia ese mismo día o a lo sumo al día siguiente por la mañana. Tres días ingresada en el hospital, gracias a Dios todo va bien, y para casa.
Pero, de nuevo aparecen problemas, unas décimas de fiebre. A urgencias nuevamente. Nueve horas, n-u-e-v-e, deambulando de sala de espera en sala de espera. Otra vez todo tipo de pruebas, esto está bien. Otra vez a leer el cartelito de los niveles de urgencia, y otra vez, y así hasta por lo menos cuatrocientas veces o más, casi tantas como maldiciones al autor. Impotencia, desesperación, cansancio, cabreo y resignación.
A todo eso cuando nos dieron el alta nos entregaron el informe y lo que ellos llaman “Nota Informativa” que es como una factura, ya que refleja el coste que hemos ocasionado a la Sanidad Valenciana. En esta “nota Informativa” dice: “Esta nota se emite exclusivamente con carácter informativo, y por ello no hay que realizar ningún pago. Esta información tiene como finalidad que sea conocido por usted el coste de la asistencia sanitaria que se le ha prestado de forma gratuita por la sanidad pública valenciana”. Serán caraduras, ¿de forma gratuita? Mi mujer y yo llevamos trabajando más de 25 años, el último año aporté a la seguridad social casi 2 millones de las antiguas pesetas. ¡Sanidad pública gratuita! Sinvergüenzas. Encima todos los años gastamos una pasta en médicos privados porque la sanidad pública no cubre el servicio o porque no me fío. Ginecólogo, oculista, dentista, osteópata, etc. ¡Que vergüenza! ¿Para cuando la libertad de elegir? ¿Porqué a los políticos les da tanto miedo la libertad personal? ¿Acaso nos creen unos inútiles incapaces de decidir que es lo que más nos conviene?
Al día siguiente me levanto con colitis. “Eso es que algo te ha sentado mal”, me dice mi mujer. Cierto, le contesto yo, “se me indigestó la sanidad pública valenciana”.

Advertisements

26 Març 2010 - Posted by | Llibertat

Encara no hi ha cap comentari.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: